sábado, 15 de noviembre de 2008

50 Años de cómputo en México


En 1958 la UNAM compró una gran computadora, y de ahí se ha dicho que empieza la computación en México. Por eso se realizó del 12 al 14 de noviembre el Congreso de 50 años, en el Palacio de Minería. Asistí como escritor de código, como operador de microcomputadoras, como profesional de sistemas computacionales.
La diversidad, lo múltiple que es la computación reunió a matemáticos, astrónomos, académicos, y muchos estudiantes, más de setecientos estudiantes presentes. Polémica, instructiva, de varias partes del país, la comunidad computacional destacó la tecnología.
Cuestionada por académicos que sólo dieron estadísticas para presupuestos.
Criticaron a PeopleSoft. Yo trabajé muy cerca de PeopleSoft. Por ser un software privado, "caro", y que eligió algún sector gubernamental no me parece razón para descalificarlo.
Los profesores de la UNAM criticaron a todas las escuelas privadas, a todas las escuelas caras, y a todas las escuelas de "provincia". Las computadoras que ellos tienen en el salón adjunto donde se expusieron carteles ya es hardware del jurásico. Aprecié tanto las computadoras útiles de la escuela privada a la que fui, y sin tantos cables.
Y en ese salón usan GENOME, sin mencionar la historia de Miguel de Icaza, creador de GNOME, estudiante de la UNAM y que no se graduó en la UNAM.
No se habló de software, de creadores de código, de modelos origen aplicables a México, es decir Silicon Valley, Seatle.
La conferencia del doctor Raúl Rojas fue de lo más estimulante. Criticó a Telmex y así ya puedo citar a alguien importante para atreverme a decir algo que está ahí: No se podrá hablar de acceso universal a Internet mientras exista Telmex. Hablar de acceso universal a Internet es hablar de la desarticulación de Telmex.
Para mi fue un congreso muy bonito. Me gustó.